20 de agosto de 2016

La orfebrería de Miguel Ángel Velasco

Blog de Lauren García

Pocas veces la vocación y el talento han estado tan hermanados como en el caso de Miguel Ángel Velasco, (Palma de Mallorca- 1963-2010).Todo un ejemplo de precocidad, a los 16 años fue accésit de un Premio Adonais, que recibría dos años despues por "Las berlinas del sueño". Una obra que sigue el curso del poder magnético de la palabra, que ha entregado obras maravillosas como "El dibujo de la savia", "Ánima de cañón", "Memoria del trasluz", "Fuego de Rueda" o "La miel salvaje". A la espera de la celebración poética que sería su poesía completa, muchos de sus mejores poemas están recogidos en la antología "La mirada sin dueño".El poeta mallorquín fue gran admirador de la lucidez extrema de poetas como Francisco Brines y Claudio Rodríguez. Tras su fallecimiento en el 2012 se editaron sus poetas inéditos bajo el título de "La muerte una vez más", recopilados por Isabel Escudero con la inestimable ayuda de Agustín García Calvo. En el prólogo Vicente Gallego, poeta muy próximo a Velasco al igual que Carlos Marzal, aludía a "Que este libro sea leído en alta voz, en sola soledad o en soledad común; que se nos dé la gracia de oír de nuevo en otras bocas sus versos, su risa salvaje, sentir su infeliz felicidad, su despierta alegría, su niñez dormida.". Un maestro del lenguaje que hace vibrar el arpa. El vuelo errante y grácil de una mariposa... Seguir leyendo en poesía desbocada

*

http://www.editoriallucina.es/articulo/el-dibujo-de-la-savia_86.html




Con una carta-prólogo de A. García Calvo.
Esta letanía de la savia retoma las olvidadas artes del ritmo entrelazando las imágenes, y nos lleva, en la fina nervadura de sus versos, hacia la palpable maravilla de las cosas por debajo o más allá de la realidad.

19 de agosto de 2016

Razones sustanciosas

Antonio Montero Alcaide

19.08.2016

Diario de Almeria 

DESDE una perspectiva filosófica, el relativismo niega el carácter absoluto del conocimiento, porque lo hace depender del sujeto que conoce. Es decir, no hay verdades ni certezas terminantes o categóricas. De manera algo más diáfana, aunque pesimista, lo escribió en versos el poeta Ramón de Campoamor, del realismo español del XIX: "Y es que en el mundo traidor / nada hay verdad ni mentira; / todo es según el color / del cristal con que se mira". Metido nuestro tiempo en la posmodernidad del tercer milenio, la predominancia del individualismo y la mengua del compromiso social parecen casar bien con los postulados del relativismo. Es más, a la defensa de las verdades absolutas se le atribuye una voluntad incluso totalitaria y el relativismo se levanta como bandera del tiempo nuevo. Pues bien, mediado el siglo XIV, un sabio judío, de Carrión de los Condes, llamado Sem Tob, compuso, a modo de proverbios morales, un compendio de rimadas enseñanzas que, casi setecientos años después, mantienen vigencia, tal como se constata en la versión publicada, el año 2000, por Agustín García Calvo. 
Puesto a decir acerca del mundo y de sus maneras, el sabio judío manifiesta no atenerse a criterio ni inclinarse a partido, porque lo que uno maldice otro lo alaba; y lo que este pone lindo, el otro lo afea. Así, por la misma razón que uno hace algo, otro deja de hacerlo; y lo que a uno da gozo a otro atormenta. Y, entonces, no quepa alabar ni reprobar cosa alguna porque -más o menos como el color del cristal de las gafas en los versos del poeta del XIX- según como es el lugar y tal cual es la cosa, así el aprisa se hace despacio y a la cara llaman revés -en los proverbios del judío del siglo XIV-. Y si la duda asaltara, dado que el mundo no se guía por regla cierta y fija, el sabio sostiene que el mucho dudar lo lleva a uno a la desgracia y a ser malhadado. En fin, razón muy sustanciosa se dice en pocos versos y los buenos proverbios no mintieron jamás, como Sem Tob proclamaba en la Edad Media para que el eco de su doctrina reverbere en los muros con grafiti del tercer milenio posmoderno. Ya que recomendaba, asimismo, que a cada momento el hombre sensato esté bien prevenido ante los cambios del mundo, porque más vale uno prevenido que muchos acorazados. Y si hubiera de aceptarse, relativismo mediante, la ausencia, o la improcedencia, de las verdades absolutas, que estos proverbios cabalguen los siglos hace universales las razones sustanciosas.

*
 
http://www.editoriallucina.es/articulo/sermon-de-glosas-de-sabios-y-otras-rimas-r_12.html
 
                                        Edición crítica y versión rítmica de A. García Calvo
Prometida desde hace tiempo, ya en sus anteriores ediciones de bolsillo, ofrece aquí A.G.C. la edición crítica de los versos del rabí don Sem Tob, ese fruto singular de razón y sentimiento desengañados, en un testo muy repensado y alterado en muchos puntos, con su aparato completo de variantes y referencias a los escritos hebreos del autor y la Praefatio correspondiente, con la versión en español actual que lo sigue paso a paso y ahorra notas aclaratorias, con unos prolegómenos en que se razona acerca de la obra, su sentido y su transmisión, su lengua y su verso, seguidos de un sumario de los XXII tramos en que las glosas se dividen, y con una Tabla de correspondencias de los números de orden de las coplas con los de la primera y hasta ahora única edición crítica, la de González Llubera, y con los tres manuscritos y el testimonio del reo de la inquisición Ferrán Verde.

26 de julio de 2016

Llegó el temido desahucio de La Carbonería, que cierra… pero no cierra

El legendario local ha cerrado este lunes por el desahucio llevado a cabo por los propietarios del inmueble, pero reabrirá en pocos días en el patio contiguo de la calle.

Céspedes Josefa Rozalen / 25 jul 2016 

Actuación flamenca en La Carbonería. 
Actuación flamenca en La Carbonería. 

Y llegó el día tan temido. 25 de julio de 2016. A las diez de la mañana Sevilla perdía uno de los rincones más emblemáticos de su patrimonio cultural y de su memoria civil. La conocida taberna y tablao flamenco La Carbonería, enclavada en pleno casco histórico de la calle Levíes, ha cerrado sus puertas este lunes a causa de un desahucio llevado a cabo por los propietarios del inmueble, pero reabrirá a partir de esta semana en el patio contiguo de la calle Céspedes con sus habituales actividades. 
No obstante, queda clausurada la zona histórica del local, de inconfundible configuración y cuyo destino es a partir de ahora incierto, dado que la declaración del mismo como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Andalucía limitará las alternativas comerciales previstas por sus propietarios. La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, ha aclarado este lunes que su departamento, más allá de darle a La Carbonería “la máxima protección”, no puede entrar en la variante judicial, abierta “entre particulares”, que afecta a este espacio cultural de Sevilla. 

CON GARCÍA CALVO COMO BANDERA 

La situación la ha explicado Pisco Lira, representante de La Carbonería e hijo del fundador de este espacio, Paco Lira, quien ha declarado ante los medios este lunes que “la tarea de estos últimos 40 años ha sido la de dar vida a la casa, conservarla y mantenerla abierta a todos”, a lo que ha añadido que ahora “la casa está condenada tras confundir patrimonio cultural con personal a través de políticas de la destrucción por la construcción”... Seguir leyendo en www.andalucesdiario.es

19 de julio de 2016

3ª reedición: Historia contra tradición. Tradición contra Historia

Historia contra tradición. Tradición contra historia

Fecha 1ª edición: 1983
2ª edición en 1998
Autor: Agustín García Calvo Idioma: Español Editorial: Lucina 64 págs.



Un estudio esquemático de cómo la idea de lo pasado se contrapone a la creación ispirada desde abajo por la vía tradicional.